VIDEO

miércoles, 6 de mayo de 2015

El colombófilo que gana, trata por todos los medios de tener a sus palomas en un perfecto estado de salud.

El colombófilo que gana, trata por todos los medios de tener a sus palomas
 en un perfecto estado de salud.


En estos mundos que corren, a nadie le asusta la pluralidad de opiniones, todo el mundo tiene derecho a sangrar sus conocimientos y a relatar sus experiencias. Siempre he creído que todos, o casi todos los sistemas que operan en colombofilia son válidos. En mi opinión, cada colombófilo ha de seguir sus propias pautas, conseguir sus metas, marcar su estilo, ejecutar su personalidad y forma de actuar, también establecer su método. Cada cual escoge un tipo de colombofilia diferente, dependiendo del estilo deportivo que desea practicar.

Para mí, existen dos clases de colombófilos, “los que ganan y los que no ganan”. Dentro del primer grupo hay algunos que saben lo que hacen y además son capaces de explicar el motivo de por que lo hacen, esto quiere decir que se preocupan por estudiar el motivo de sus acciones (el saber no ocupa lugar). 

Hay otros muchos que también ganan pero sin embargo no son capaces de explicar el porque de muchas cosas, sin embargo esto no quiere decir que no sean grandes competidores o que no saben de palomas, porque cuando algo les funciona, no cambian y punto, sin mirar el porqué, lo mismo ocurre en el caso contrario. Cuando algo no da resultado el ganador nato  sabe reconocer esta acción como algo que no volverá a hacer. 

Dentro del grupo de los que no ganan, encontramos a muchos teóricos, en la mayoría de los casos siempre hablan de oídas, se refugian en éxitos de otros colombófilos,....... 

.......también por supuesto son los primeros en apuntar tal o cual sistema que alguien en un sitio muy lejano realiza.

En este grupo también hay algún competidor que sabe mucho de palomas, sabe también como debe hacer las cosas para competir con garantías, pero comete el error de confiar solamente en su sabiduría y desecha todo lo demás  (trabajo, trabajo y + trabajo). 

Por supuesto también en este ultimo grupo se encuentran los que no trabajan ni saben, en algunos casos tampoco quieren aprender de nadie, de estos me he encontrado unos cuantos. 

Creo que existen varias cosas muy importantes que diferencian a los que ganan de los que no ganan. Estos errores son muy comunes en la colombofilia actual, por lo que voy a citar algunos de ellos. Un error es atribuir demasiada importancia a los pedigríes, a los famosos nombres y/o razas, cuando en realidad lo que cuentan son los resultados. 


Estos colombófilos solo fijan su inquietud en tener un descendiente de tal o cual paloma, sea la procedencia que sea, aunque en el papel se observen varias generaciones de palomas sin palmarés deportivo. 

Por regla general los que no ganan suelen hacer las cosas en el momento equivocado. Utilizan medicamentos cuando las palomas empiezan a no funcionar, (estarán enfermas?) y también cambian el sistema de golpe y porrazo si las cosas no van bien. Este suele ser un error bastante común, es importante tener en cuenta que un equipo de palomas que en un momento puntual no funciona todo lo bien que deseamos, no tiene porque estar enfermo o en malas condiciones, simplemente no está en forma.

Lo mismo ocurre con el sistema, me hace mucha gracia leer en algunos foros colombófilos que si tal sistema es para velocidad o este otro para gran fondo. Nunca oiremos decir tal cosa a un verdadero campeón.

Parece que en algunos casos también nos cuesta reconocer y felicitar a los que ganan, este no es mi caso, todo lo contrario, cuando gana un colombófilo soy primero en reconocer su acierto, eso me da fuerzas para querer superarlo, e intento analizar con los datos que dispongo donde me he equivocado, otros por el contrario adulteran los datos para llevarlos a un terreno más que fangoso, “ganó él pero yo fui mejor". 

El colombófilo que gana, trata por todos los medios de tener a sus palomas en un perfecto estado de salud y condición y el camino que elige para conseguirlo es únicamente el trabajo y dedicación durante los 365 días del año. Por el contrario la meta de todo aquel que no gana es descubrir cual es el producto milagroso que hará que sus palomas estén como las de su vecino. Amigos, no sigan buscando más, porque este producto no existe, o sí, pero se llama…. ”Dejarse el pellejo”. 

Luego es muy habitual encontrase con aquel que dice no tener tiempo para las palomas, excusa muy habitual, todos tenemos limitaciones, yo mismo estuve algún tiempo dedicado en exclusividad a las palomas pero en este momento en que dispongo de un tiempo limitado me he dado cuenta de que he de buscar otro sistema y poseer menos palomas.


Es un problema muy común hoy en día, que muchos colombófilos poseen más palomas de las que su tiempo e instalaciones le permiten, lo que impide drásticamente tenerlas en un estado de salud y condición óptima para la competición. Si no dispones de tiempo, reduce en cantidad. Con pocas palomas no hace falta mucho tiempo para conseguir grandes cosas.  

Aquel que va a un enceste con sus palomas y no piensa en ganar es mejor que no enceste para ningún sitio sus animales, a todos nos gusta ganar y en muchas ocasiones hemos pensado en lograrlo, incluso cuando no hemos trabajado lo suficiente para conseguirlo. 

Tengo muy claro que el factor mas importante en colombofilia es tener buenas palomas, en el caso de mi comunidad autónoma (Galicia), no conozco  ningún palomar donde no haya alguna buena paloma, pero no nos engañemos, esto no es suficiente para el éxito, o sí, pero solamente para un éxito puntual. Todos hemos leído o conocido infinidad de sistemas diferentes, todos con éxito demostrado. No existe una única verdad o sistema para triunfar, eso no es cierto y no hay nadie que lo demuestre.


Un denominador común, en todo colombófilo ganador que he conocido a lo largo de mi vida es que éste ha buscado la forma de actuar mas óptima, instalaciones y/o sistema adecuado a su tiempo libre y situación en la vida. Esto es lo realmente importante, como voy yo a intentar copiar un sistema de un colombófilo que dispone de otro tipo de palomas, mas tiempo para dedicarles y además se encuentra muy lejos de donde yo practico este deporte? 

Luego hay que ver también a que vamos a jugar, pues cada lugar tiene su modelo de competición. Si queremos competir en nuestra comunidad, primero tenemos que buscar un sistema que nos permita optar a los premios (si es que queremos eso). Esto lo digo porque aquí no se dan premios a campeones de una suelta, la fase mínima consta de dos sueltas, de ahí en adelante. No vale de nada preparar una paloma para ganar una suelta, si se quiere competir a cierto nivel, se ha de preparar la paloma para competir en varios concursos. "Mandar a una suelta a ver si toca la lotería y soy un campeón, Viva Pancho Villa!" 


No hay mejor aprendizaje en colombofilia como en cualquier otra faceta que las experiencias propias, éstas no se pueden reemplazar por nada. Cuando un colombófilo que empieza me permite regalarle un consejo, lo único que le digo es que enceste a todas las sueltas que pueda, que experimente, que viva la colombofilia de verdad, paso a paso. El que es un verdadero colombófilo, aprenderá con las experiencias propias aprendidas en su palomar. Siempre he dicho que aquel que no es capaz de aprender por si mismo jamás realizará nada meritorio por lo que ser recordado. 

No me sale de la cabeza, esas anécdotas de colombófilos que preguntan a uno y a otro, ¿tú que les das?..... , para inmediatamente llegar a su propio palomar y administrarle ese producto a sus palomas, sin investigar cual es el motivo ni los efectos secundarios. 

Como anécdota, os contaré una historia. Durante mi estancia en Canarias, tuve el honor de practicar allí la colombofilia. En un solo año tuve que reciclarme de todo lo aprendido en la península y aprender el sistema allí establecido. El primer año, con los pichones fui capaz de desmontar muchas teorías allí implantadas. Me cargué medio palomar en las dos primeras sueltas pero fui capaz de hacer un 100% de control en las últimas cuatro sueltas del campeonato (2 Tenerife Sur + 2 Las Palmas).


Cuando vas a las islas, lo primero que te dicen es que jamás repitas un pichón a una suelta desde una isla en la que ya ha sido soltado si no lo vas a anillar (rossor), para no arriesgar el palomar, pues solo se anillan (rossor) 5 palomas por palomar). A pesar de los consejos de mis maestros, repetí mis pichones,  y así fue como descubrí que si eres capaz de tener un equipo de palomas capaz de perderle el miedo al agua serás invencible. (que se tiren a volar de tierra al mar) De 60 palomas me cargué 50, pero las diez palomas que me quedaron fueron imbatibles los dos años siguientes, llegando a comprobar 5 palomas designadas juntas, de 5 enviadas, desde un fondo de Arrecife de Lanzarote (1º,2º,3º,4º,y 5º, de + de 1.000 palomas).

Así fue como conseguimos completar todos nuestros objetivos al segundo año de aterrizar en las islas, aún hoy los 80 participantes del Centro Colombófilo no dan crédito a lo que vieron. Aquella temporada culminó con un 3er premio desde Safi (África), marcando nuestra hembra rodadita al segundo día después de volar unos 1.000 Km. sobre el mar. Mi objetivo final se cumplió, marcar de África y ser campeón, tuvimos mucha suerte (mi padre y yo). 


Si alguna vez vuelvo a viajar sobre mar, sea donde sea, se lo que debo hacer, y aún encima que bueno aprenderlo por uno mismo! De estas experiencias tengo multitud de anécdotas. Una de las cosas que no puedo negar es que me he cargado cientos de palomas de un valor incalculable durante las sueltas, sin embargo siempre me veo recompensado por aquella paloma que es capaz de aprobar todos los exámenes a que se ve sometida porque ellas fueron producto los sus propios méritos de sus padres.

Luego, a pensar en la próxima campaña y ya está. Aquel que diga que todas las palomas que cría son campeonas no llegará muy lejos, siempre es mejor aprender de los errores. 

Yo no soy ningún periodista ni escritor que se precie, apenas soy un aprendiz en este difícil arte de criar, cuidar y entrenar a las palomas mensajeras, estoy muy seguro de lo que pienso, pero también evoluciono a lo largo de mis experiencias porque todo en esta vida puede llegar a ser obsoleto, esta es mi forma de plasmar mis pensamientos, pero a veces no consigo comunicar exactamente lo que estoy pensando, eso es muy difícil. 

Tampoco es mi deseo criticar a nadie en especial, cuando me opongo a una forma de actuar no es mi deseo hacerlo pensando en nombres propios, porque eso no tiene importancia, esto lo digo porque en ocasiones alguna gente interpreta las críticas y las hace de su propiedad, esa no es mi meta.  


Mi primera hazaña en este deporte, si se puede llamar así, fue un 1º regional desde Albacete (725 km.) en el año 1991, no tenía ni idea de lo que era una paloma (y hoy tampoco), pero eso no me ha impedido haber hecho temblar durante muchos años a mas de uno y haber conseguido algún que otro trofeo. 

Lo que si tengo muy claro es que los años que más he trabajado ha sido cuando mas recompensa he tenido, lo mismo ocurre cuando no lo he hecho, todavía estoy esperando aquellas palomas…….

Nando 








como siempre Nando dando cátedra.
nieripigeons.


_____________

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

comentarios